¿Qué es la estimulación temprana?

Como mamás siempre queremos que nuestros bebés se encuentren en perfectas condiciones. Y por qué negarlo, también deseamos que nuestros pequeños sobresalgan. Seguramente ya has escuchado hablar de la estimulación temprana, y puede que como yo, sientas un poco de curiosidad.

Por ello te traigo todo lo necesario para que brindes a tu bebé una buena estimulación temprana y así su desarrollo, en todos los aspectos, sea el adecuado.

Como mamás y papás podemos darnos cuenta de las capacidades que tiene nuestro bebé para aprender cosas nuevas, con una velocidad impresionante, a pesar de que ciertamente son completamente dependientes de nosotros. Por ello, la estimulación temprana se ha vuelto un tema de estudio y debates.

Básicamente, la estimulación temprana es que proporcionemos a nuestros bebés los estímulos necesarios, para que se desarrolle de forma correcta. A nivel sensorial, cognitivo, psicomotriz y de lenguaje. Así como también desarrollar una mejor independencia, que le permita a la vez, adaptarse a su entorno rápidamente.

Actualmente se utilizan una serie de ejercicios que permiten mejorar de cierta manera, la respuesta de los bebés en su crecimiento. Con dichos ejercicios se busca que el pequeño desarrolle su sistema nervioso lo más pronto posible.

¿Cuál es la finalidad de implementar una estimulación temprana en mi bebé?

-29%
-42%
-50%
ENVÍO GRATIS
-38%
-46%
-49%

Muchas se preguntarán de qué sirve hacerle a nuestros bebés una estimulación temprana, si igual se van a desarrollar. Pero lo cierto es que nuestro pequeño, tiene un cerebro que es susceptible a todos los cambios que ocurren alrededor. El cual, compone de múltiples neuronas o células neuronales, que al conectarse y hacer sinapsis, permiten una respuesta.

Esto es lo que se conoce como plasticidad cerebral. Según Ricardo Regidor, escritor del libro “La capacidad del niño”, muchos estudios confirman, que el cerebro puede recibir estímulos diariamente, a lo largo de la vida. Sin embargo, desde los primeros meses hasta los 5 años aproximadamente, es cuando las neuronas son más sensibles a conectarse y formar una respuesta efectiva, preparándose para un potencial desarrollo a posterior.

Esto no quiere decir que después el niño no va a aprender. Por supuesto que lo hará, pero no con la misma facilidad y velocidad, que puede hacerlo si recibe la estimulación correcta. La finalidad es proporcionar una base, para que nuestros hijos puedan tomar el control de sus relaciones, de su cuerpo, de sus acciones. Permitiéndoles además desarrollar todas sus cualidades y talentos.

Cada caricia, cada sonrisa, cada palabra o cada mirada que le demos a nuestro bebé, es un estímulo, que aunque no lo creamos, le permitirá desarrollarse y ser cada día más inteligente. Según Regidor, los científicos concuerdan en que los primeros meses de vida, son “el mejor momento para que las neuronas sean activadas o estimuladas”. Así que no dudes en hablarle siempre con cariño a tu bebé, no creas que por ser pequeñito, no te entiende.

¿En qué momento se debe empezar la estimulación temprana?

La estimulación de nuestro bebé no es algo forzado. De hecho, seguramente la iniciaste desde antes de que llegara al mundo. Y es que desde que nuestra barriguita empieza a crecer y notamos los cambios en ella, nuestro sentido de mamá se activa y empezamos a hablarle a acariciarla, a cantarle y transmitir en lo posible, todo el amor que somos capaces de dar.

Inmediatamente al nacer, nuestro bebé se expone a millones de estímulos nuevos. Solo el contacto con el exterior y las personas que se encuentran a su alrededor, es una estimulación temprana. Sin embargo, todo tiene un tiempo y un lugar, y como mamás debemos establecer aunque sea un momento al día, para una interacción exclusiva entre nosotras y el bebé. Para así en este tiempo, implementar una adecuada estimulación temprana.

¿En qué consiste la estimulación temprana?

Como ya mencionamos anteriormente, la estimulación temprana consiste en realizar una serie de ejercicios o actividades con nuestro bebé. Para que este pueda desarrollarse en diferentes ámbitos de una forma adecuada.

Por supuesto, en cada etapa debemos ofrecer una estimulación diferente. Por suerte, actualmente contamos con millones de juegos que permiten que dichas actividades sean aún más divertidas, tanto para el bebé como para nosotras.

¿Cómo implementar la estimulación temprana en cada etapa?

-29%
-42%
-50%
ENVÍO GRATIS
-38%
-46%
-49%

Para que sea mucho más sencillo, te he querido mostrar cómo debe ser la estimulación, en cada etapa de crecimiento.  Lo implemente con mi primer hijo, y actualmente lo hago con mi niña de 4 meses. No tengo un niño genio, pero seguro que me ha ido bien. Además, cada minuto que podamos compartir con nuestros niños, sin duda vale la pena.

Estimulación temprana los primeros días

Primero que nada debemos entender que nuestro bebé ha llegado a un lugar totalmente nuevo, por lo que debe acostumbrarse a cada sonido, cada luz, cada imagen. Y para eso estamos nosotros los padres, para ofrecerles un mundo nuevo, lleno de colores y sonrisas.

Es una etapa serena, por así decirlo. Basta con garantizar un espacio cómodo, en donde presentemos de forma continua, un contacto visual, auditivo y táctil. Cada día toma a tu bebé en un momento tranquilo, cántale, acaríciale, mírale y hazle muecas cuando te vea.

Tiempo atrás los bebés se dejaban encerrados en casa los primeros día y meses. Actualmente eso ha cambiado, así que toma a tu bebé en brazos y llévalo contigo a realizar todas las actividades que puedas. Sácalo al jardín, que tome el sol mañanero y permítele sentir los cambios a su alrededor.

Estimulación el 1er mes de vida

Si tu bebé hay ha alcanzado el primer mes de vida, habrás notado que su actitud ha cambiado rápidamente. Ya es más activo y tiene más control de su pequeño cuerpo. Ya te mira y seguramente sonríe al escuchar tu voz. Por ello, no debemos dejar de hacer nada de lo que hemos venido haciendo hasta ahora. Sino más bien debemos empezar a estimular su actividad física y actividad psicomotriz.

Es muy sencillo, solo debemos realizar actividades con su cuerpo, sencillos ejercicios, como tomar sus manos y sus pies y moverlos, hacerle suaves cosquillas. Mostrarle sonidos, en este caso los sonajeros o móviles son perfectos para que aparte de los sonidos, sientan diferentes texturas.

Estimulación el 2do mes

Cuando el bebé entra en los dos meses, el control sobre su cuerpo es una realidad. Poco a poco, es capaz de moverse de forma coordinada. Justamente nuestro trabajo es ayudarle a mejorar. En esta etapa las alfombras de juego y los gimnasios son de gran utilidad, ya que debemos colocar al bebé boca abajo, para que se sostenga en sus brazos y levante su cabeza. De igual forma con un sonajero podemos estimularlo para que lo intente agarrar y se intente voltear.

No creas que va a lograrlo a la primera. Pero hacerlo, le permitirá un excelente desarrollo. El sonido del sonajero también ayudará a estimular su audición y su visión. Colocando al bebé boca arriba y moviendo el objeto a la altura de sus ojos, le estimulará para seguirle, moviendo su cabeza y hasta su cuerpo. Mientras realices cada ejercicio, no dejes de hablarle con voz cariñosa y sonriéndole en cada mirada.

Estimulación el 3er mes

En el tercer mes es maravilloso, en este los bebés están más atentos y empiezan a comprender cada movimiento a su alrededor. La interacción con mamá y papá es mucho mayor. En esta etapa es importante la estimulación sensorial y la cognitiva, sin dejar de lado lo que hemos venido haciendo los meses anteriores.

Un juego ideal para estimular es el “aquí está”, no dudo que ya lo hayas jugado con tu bebé, pero de todas formas te diré en qué consiste. Toma un pañuelo, un paño, un juguete o hasta tus manos y cubre tu cara, preguntando ¿dónde está? cuando tu bebé te ve, luego destapa tu cara con emoción y dile aquí está. Con ese juego se busca que el bebé desarrolle algo llamado “la permanencia del objeto”, lo que es muy importante para su relación con el entorno.

Por otro lado la curiosidad de tu pequeño está en aumento, así que no dejes de permitirle el contacto con sonajeros o juguetes musicales. Una buena opción también son los collares de lactancia. Ya que permiten que tu bebé reciba su alimentación y se estimule al mismo tiempo.

Además estimula sus movimientos poniendo los sonajeros a corta distancia, para que se esfuerce en alcanzarlos.

Estimulación en el 4to mes

En este mes debemos buscar una mayor autonomía en los movimientos del bebé, ya empieza a voltearse, si aún no lo ha hecho. Siente más curiosidad, así que debemos aprovecharlo, poniendo objetos llenos de color y con diferentes texturas para que puedan alcanzarlos. Los sonajeros para pies y muñecas son una excelente opción, ya que se mueven con los movimientos del bebé.

También se deben realizar ejercicios en donde se incorpore al bebé en la posición de sentado, toma sus manos e incentívalo con tu voz a que se incorpore. Una vez sentado ayúdalo a que se mantenga por segundos. Tampoco se debe abusar, ni forzar al pequeño. Todo en su tiempo. Puedes ayudarle con un cojín de lactancia.

Estimulación en el 5to y 6to mes

En esta etapa los bebés ya empiezan a sentarse, por lo que su interacción con el entorno es mucho mayor. Ten siempre a su alcance juguetes, sonajeros, mordedores limpios, con los que pueda jugar y descubrir diferentes sensaciones y texturas.

La estimulación en superficies duras le permitirá gatear más fácil. Coloca juguetes a su vista para que vaya por ellos. Además comienzan a en la alimentación complementaria, por lo que los alimentos forman parte de la estimulación temprana.

Estimulación hasta el primer año

Esta etapa viene con muchos cambios y avances importantes. A partir de los seis meses de vida, nuestro bebé puede regalarnos sus primeros gateos o sus primeras palabras. A partir de aquí la estimulación temprana se debe basar en el área cognitiva, física y social, sin dejar de un lado todo lo vivido.

Es una etapa en que debemos hablar mucho con nuestros pequeños, explicarles todo, cada movimiento. Preguntarle lo que quieren y esperar una respuesta. Mostrarle imágenes y describir cada cosa, objeto u acción. Los juegos son fundamentales, al igual que la música es ideal para el desarrollo, en esta y todas las etapas. Puedes usar títeres para jugar y hablarle de formas diferentes.

Posteriormente las posibilidades se abren, ya que muchos pequeños empieza a caminar, a llegar al año buscan nuevas experiencias. No dejes de estar pendiente, pero nunca límites sus movimientos, ni le asustes, así te salte corazón con cada movimiento que da.

Estimulación a partir del año

Después del año, ya nuestro pequeño no es tan bebé. Ya inventa, camina, trata de escalar, correr, buscar aventuras. Aunque sea difícil, no debemos detenerlos, ellos tienen un mundo que descubrir y no podemos vivirlo por ellos. Llévalo al parque, deja que juegue con animales, jueguen a la pelota, con tierra, sácalo al pasear, etc.

Recuerda que cada etapa de la vida de nuestros hijos es importante. No pases por alto ninguna de ellas y proporciona a tu bebé todas las herramientas para un buen desarrollo.

Te invitamos a dejarnos tu experiencia en la estimulación temprana de tu bebé… ¿Que haces para estimularlo? ¿Cómo te ha funcionado? recuerda que tu mensaje puede ayudar a otras mamás en el proceso.

Ahora ya sabes ¿qué es la estimulación temprana? te invitamos a ver todos nuestros productos relacionados con estimulación ¡aquí en cosasparabebes.co! 

Bibliografía

GONZALEZ ZUNIGA GODOY, Claudia Inés.Los programas de estimulación temprana desde la perspectiva del maestro. liber. [online]. 2007, vol.13, n.13, pp.19-27. ISSN 1729-4827.

INVESTIGACIONES SOBRE EL DESARROLLO CEREBRAL Y EMOCIONAL: SUS INDICATIVOS EN RELACIÓN A LA CRIANZA  http://www.sepypna.com/documentos/articulos/investigaciones-desarrollo-cerebral-emocional.pdf

Estimulación temprana: objetivos, ejercicios y beneficios – Lifederhttps://www.lifeder.com › Psicología educativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.