Lactancia materna. Consejos de una experta sobre lactancia a un recién nacido

Suscribete a nuestro NewsletterGRATIS un manual de estimulación según la edad de tu bebé

La primera semana con tu bebé es emocionante pero también puede ser desalentadora, especialmente si nunca has amamantado.Y por este motivo en cosasparabebes.co nos parece importante tratar el tema de manera más completa, lo que nos motiva a escribir sobre:lactancia materna. Consejos de una experta sobre lactancia a un recién nacido.

Hola mamita, con este post queremos brindarte la información más completa y los consejos más oportunos para que tengas el mejor comienzo posible como mamita lactante.

Después de dar a luz, la vida puede parecer bastante desconcertante: estás conociendo a tu recién nacido mientras te recuperas del parto. Tus emociones están por todas partes (especialmente entre los días dos y cinco, cuando las mamitas entramos en la fase de lactar a los hijos y también comienzan los síntomas de la depresión postparto).

Adicional a esto, también comenzamos a sentir la presión del entorno familiar, pues su expectativa es que rápidamente salgamos de cama y nos convirtamos en unas super mamás. Cuando la prioridad durante la primera semana es que te dediques a amamantar. Y además es la mejor decisión. Entonces veamos estos consejos de una experta sobre lactancia a un recién nacido.

¿Cuándo debo comenzar la lactancia materna?

Lo recomendable es comenzar a alimentar a tu bebé con la lactancia materna en la primera hora después de nacido. Y esto porque la succión de tu bebé estimulará las células de tus senos para encender la fábrica de leche.

No por nada llaman a esto como ¡la hora mágica!

Idealmente los médicos y enfermeras que atiendan tu parto, colocarán a tu bebé sobre tu pecho tan pronto como nazca. Y aunque de inmediato no quiera alimentarse, al menos dale la oportunidad, indica Cathy Garbin, una reconocida consultora de lactancia a nivel internacional.

La mencionada experta opina también que: «las mujeres debemos apoyar el bebé al cuerpo y dejar que intente encontrar el camino hacia los senos hasta que se adhiera».

A esto se le conoce como apego dirigido o apego temprano. Y es el momento en que a la madre se le ubica en una posición de lactancia semi reclinada, con el ideal de dar inicio al proceso de alimentación.

Sin embargo, si tu bebé no se apega, los profesionales de la salud generalmente son muy hábiles para ayudar a las mamás a posicionarse.

Ante este hecho, te recomendamos que incluso esperes unos minutos para vestir a tu bebé recién nacido. Pues la prioridad en esta primera hora será la lactancia. Aprovecha este instante para disfrutar de abrazarlo desnudo, para que tenga contacto con tu piel. Esto hará que la oxitocina (la hormona del amor) fluya en ambos lo cual te ayudará en la liberación de tu primera leche, el calostro.

¿Y sabías que amamantar te ayuda a recuperarte del nacimiento? Esto se debe a que la oxitocina también hace que tu útero se contraiga. Y por esta razón, algunas mujeres logran expulsar la placenta en las primeras horas después del parto. Lo que les ayuda a hacer el proceso de forma natural e incluso evitar la pérdida de sangre.

¿Qué pasa si el nacimiento no va según lo planeado?

Si tienes una cesárea u otra complicación, aún puedes tener tiempo piel con piel con tu bebé y amamantar en las primeras horas.

¿Y cómo iniciar la lactancia materna a un recién nacido si tuviste una cesárea?

Es doloroso. Yo estuve allí. Pero no es imposible lactar a tu bebé luego de una cesárea. Así que si tienes este tipo de parto, apóyate en tus familiares y en papá para que te acerquen al bebé, para que te ayuden a ubicarte en la cama de la forma que te sea más cómoda. Y en caso de que necesites descansar, papá también puede brindarle momentos piel con piel al bebé. Esto ayudará a que tu bebé se sienta seguro, amado y cálido hasta que esté listo.

Pero si fuera el caso de que tu bebé no puede ser amamantado en la primera hora, siempre es una buena idea que comiences a extraer tu leche lo antes posible y en repetidas veces. «Si bien amamantar directamente lo antes posible les da a mamá y bebé un buen comienzo, no es la única opción», asegura Cathy. «Lo más es importante es iniciar el suministro de leche para poder trabajar más adelante en la lactancia si es necesario».

Para esto puedes darte masajes con las manos o incluso usar un extractor de leche para ayudarte a iniciar con la recolección del calostro (la primera leche). El que puedas darle tu primera leche es especialmente importante si tu bebé es prematuro o nace bajo de peso, porque la leche materna tiene los componentes que fortalecerán su salud.

No sientas que la lactancia materna es inalcanzable si tu bebé llega temprano o tiene complicaciones médicas que tampoco le permiten alimentarse al comienzo. «He trabajado con muchas, muchas madres donde su bebé no ha amamantado directamente del seno en las primeras seis semanas debido a una llegada prematura u otras dificultades, y han seguido amamantando con éxito», dice Cathy .

¿Mi bebé se está agarrando al pezón correctamente?

Un buen apego es crucial para que la lactancia tenga un buen comienzo, ya que el agarre que haga tu bebé del pezón afecta la forma en que recibe la leche, y por tanto afecta el cómo crece y se desarrolla.

Entonces si hoy te preguntaras¿qué consejo sobre lactancia materna debo seguir? Aquí la respuesta corta. Enfócate primordialmente en lograr un buen agarre del pezón con tu bebé.

Y es que un agarre deficiente puede causar dolor o daños en los pezones. Y ante esto, lo más recomendable y natural es que te comuniques con tu doctor cuando notas que tienes incomodidad con tu proceso de lactancia.

«Cada vez que alimentaba a mi bebé en el hospital, llamaba a una partera para que revisara el agarre», dice Emma, ​​madre de dos en Australia. “Hubo algunas veces en que pensé que estaba bien, pero fue doloroso y la partera ayudó a sacar a mi bebé y me explicaba cómo irle indicando al bebé a agarrar el pezón correctamente. Con sus consejos me sentí segura para hacerlo en casa «.

¿Cómo orientar a tu bebé para que agarre correctamente el pezón?

agarre lactacia materna

Cuando tu bebé necesite alimentarse, toma su cabeza con suavidad y roza tu pezón con su paladar. De esta manera, el bebé sabrá que tiene que abrir la boca. Cuando esto ocurra, posiciona a tu bebé delante del pecho y observa que se agarre del pezón y de la aureola. Esto es importante porque de esta manera se alimentará correctamente y no sentirás malestar.

«El agarre debe sentirse bastante cómodo y como una sensación de tirón en lugar de un dolor», dice la especialista en lactancia, Cathy. “Tu bebé tendrá la boca abierta de par en par. Su labio inferior puede estar ensanchado hacia afuera, pero su labio superior descansará cómodamente sobre tu seno. Su lenguaje corporal mostrará que se siente cómodo. No habrá un gran volumen de leche en esta etapa temprana, por lo que no verá mucha deglución, aunque tu bebé se alimentará muchas veces «.

¿Con qué frecuencia debo darle lactancia materna a un recién nacido?

La frecuencia y duración de la lactancia materna pueden variar mucho en la primera semana. Sin embargo ten en cuenta que si deseas lactar a libre demanda, debes ofrecer a tu bebé la leche materna tanto como él o ella lo desee.

“Las primeras 24 horas difieren considerablemente de un bebé a otro. Algunos bebés duermen mucho, ¡el parto es agotador! – y algunos se alimentan con frecuencia «, dice Cathy.

Esta variabilidad es una de las cosas más confusas para las nuevas mamás.Entonces si te preguntas ¿cómo es la lactancia con un recién nacido? La respuesta es que todos tienen sugerencias distintas: abuelas, tías, amigas y especialistas en temas de bebés.

Cuando lo importante es recordar que cada madre y cada bebé son individuos distintos. De manera que quien debe imponer el ritmo de la lactancia materna es tu bebé.

Recuerda que las primeras tomas de leche que hará tu bebé son de calostro. Este tipo de leche, más espesa que incluso tiene un color más amarillo, se produce en tu cuerpo en menores cantidades que la leche madura. El que tu bebé reciba su calostro le dará la práctica para aprender a succionar correctamente, tragar y respirar. De esta manera ya será un experto para cuando tus pechos comienzan a producir mayores cantidades de leche. 

Para cuando llegue la leche madura, alrededor de los días dos a cuatro, tu bebé probablemente amamantara de 8 a 12 veces cada 24 horas (¡y a veces más!). Incluso durante la noche.

Estas alimentaciones tempranas pueden tomar de 10 a 15 minutos, o ser de 45 minutos a 1 hora ya que tu bebé aún está desarrollando los músculos y la coordinación que necesita para succionar eficientemente.

«Al principio es muy intenso, a menudo más intenso de lo que imaginabas, y eso es lo que sorprende a la mayoría de las mamás nuevas», dice Cathy. “Apenas pueden tener tiempo para llegar al baño, darse una ducha, comer algo».

Esto es algo que Camilla, madre de uno, experimentó: «Esa primera semana, Frankie se alimentaba cada dos horas, día y noche, entre media hora y una hora a la vez», dice. «¡Mi pareja y yo estábamos permanentemente exhaustos!»

Pero que no te asuste lo que acabas de leer. La buena noticia es que a medida que crezca tu bebé, se alimentará más rápido y con menos frecuencia por lo que la lactancia materna debería comenzar a sentirse más manejable.

¿Necesito un horario para la lactancia materna de un recién nacido?

La buena noticia es que esta alimentación frecuente ayuda a iniciar y aumentar tu suministro de leche. Por lo tanto, cuanto más se alimente tu bebé, mas leche producirás.

Por esto es que no tienes que preocuparte por planificar un horario de lactancia materna para el recién nacido. Tu bebé te irá indicando cuando es el tiempo de comer. ¿Recuerdas lo que te comentamos de amamantar a libre demanda? Así es que se aplica. 

Entonces concéntrate en amamantar cuando tu bebé te dé señales de hambre o cuando:

  • Empiece a moverse mucho y a hacer soniditos.
  • Notas que te busca con la mirada.
  • Ves que voltea su cara y abre la boca si algo roza su mejilla. 
  • Abre la boca y saca la lengua.
  • Escuchas que se queja.
  • Se chupa los labios.
  • Intenta comerse sus manitos.
  • Empieza a inquietarse.
  • Empieza a llorar.

Nota importante: nunca esperes hasta que tu bebé llore para alimentarlo. El llanto es una señal tardía de hambre, por lo que si tienes dudas es mejor que le ofrezcas tu seno al bebé.Incluso ten en cuenta que, si esperas a que tu bebé empiece a llorar para amamantarlo puede ser más difícil, especialmente en la etapa temprana cuando ambos están aprendiendo.

¿Dolerá la lactancia materna?

La lactancia materna bien hecha NO DUELE aún cuando es posible que te hayan dicho lo contrario. Sin embargo, en la realidad a muchas mamás les incomodan los primeros días. Lo cual no debe causarnos sorpresa, siendo que inicialmente nuestros pezones no están acostumbrados. 

Entonces aún cuando los primeros días puedan ser incómodos, a medida que tu cuerpo y tu bebé se acostumbran a amamantar, en lo que debes enfocarte luego es en corregir cualquier señal de mal agarre. Es bueno que puedas mejorar tu postura para que no sientas tensión o termines con dolores de espalda. Por lo que si lo encuentras necesario, consulta con algún especialista las posturas que puedes usar para amamantar. 

“Si tu bebé permanece en el pecho demasiado tiempo y no está bien agarrado, sentirás la misma sensación que si usaras unos zapatos recién comprados», dice Cathy. “Así como puedes dañar tus pies, puedes dañar tus pezones. 

Por tanto te recomendamos siempre prevenir el daño. Siempre es mejor prevenir que lamentar, y para esto consulta a tu doctor o a un especialista de lactancia si el dolor continúa después de los primeros días. 

¿A quién consultar? En Colombia existe la Liga de la leche. Con estas consejeras puedes asistir a formaciones, asesorías, consultas, recibir ayuda según tu caso y más. 

Algunas mujeres pueden sentir calambres parecidos a un período (conocidos como dolores posteriores) después de las sesiones de alimentación en los primeros días. En especial ocurre con el primer bebé. Esto se debe a que la oxitocina liberada por la lactancia ayudará a que su útero se contraiga aún más, ya que comienza a volver a su tamaño habitual.

Adicional a lo que ya hemos mencionado, es bueno indicar que cuando los senos se llenan de leche, lo normal es que se pongan llenos, más grandes y firmes de lo que solían ser. Incluso para algunas mujeres suele suceder que sienten cómo se van hinchando, se endurecen y luego vuelven a sentirlos blandos, una condición llamada congestión.

Y ante esto existe una maravillosa solución: alimentar al bebé con frecuencia para aliviar la presión. 

¿Con qué frecuencia mi bebé recién nacido tomará leche y hará popó?

¡Todo lo que entra tiene que salir! Y el calostro será para tu bebé como un laxante que le estimula a hacer su primer popó, llamado meconio. Pero que no te asuste lo negro y pegajoso de su primera popó. No será así todo el tiempo. De hecho, el popó de los bebés amamantados generalmente tiene un olor inofensivo y ligeramente dulce.

¿Quieres tener una idea de cuántos pañales tendrás que cambiar en esta etapa?

Mira el siguiente cuadro que hicimos para ti:

Día 11 o más.
Color: negro.
Textura: pegajoso.
Día 22 o más.
Color: negro o marrón oscuro.
Textura: menos pegajoso.
Día 32 o más.
Color: verde oscuro o marrón claro.
Textura: ya no es pegajoso.
Día 4 hasta el mes2 o más
Color: amarillo (debería ser amarillo al final del día 4)
Textura: pastosa. Suelta y con agua.

Cuando se trata de la popó de tu bebé, un recién nacido en promedio hace una sola popó por cada día de su vida … hasta aproximadamente el día tres, cuando debería dejar tres pañales mojados diariamente.

-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-17%
Tienda:  Eco-Baby
5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-18%
Tienda:  Eco-Baby
5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-35%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-17%
Tienda:  Eco-Baby
5 de 5
-17%
Tienda:  Eco-Baby
5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-17%

Pañal ecológico Estampado Amarillo

Entrega 1 a 3 días hábiles
$60,000 $49,900
Tienda:  Eco-Baby
5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS

Set de 4 Pañales de Tela Reutilizables Ajustables Azul Oscuro

Entrega de 25 a 35 días. Solo pago anticipado
$200,000 $119,900
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-40%
ENVÍO GRATIS
Tienda:  Internacionales
4.5 de 5
-10%
Tienda:  Eco-Baby
5 de 5
-17%
Tienda:  Eco-Baby
5 de 5

Y desde el día cinco, serán 5 o más pañales mojados diariamente. También deberías notar que estos pañales se vuelven más pesados ​​durante los primeros días.

¿Mi bebé está recibiendo suficiente lactancia materna?

Como solo produces pequeñas cantidades de leche al principio, es posible que te preocupes que no sea suficiente para tu recién nacido. Sin embargo no existe motivo de preocupación, porque el estómago de tu recién nacido solo necesitará la cantidad que producen tus pechos.

Y si le alimentas a libre demanda, tu cuerpo va a producir lo que tu bebé necesita. Pero si deseas realizar un seguimiento, verifica la cantidad de pañales sucios y húmedos que produce, como se muestra arriba. Si no sigue un patrón similar, busque ayuda médica.

“En las primeras tres o cuatro semanas, la mayoría de los bebés simplemente se alimentan y duermen. Si tu bebé no está cómodo y quiere alimentarse todo el tiempo, considera ver a un profesional de la salud «, dice Cathy.

Además te comentamos. Algunos bebés suelen vomitar algo de leche después de una alimentación, y este no es motivo de preocupación. Sin embargo, si el vómito se ve de color naranja, rojo, verde, marrón o negro, o si tiene vómitos proyectiles, es urgente que consultes con tu pediatra.

Lo mismo se aplica si tu bebé tiene temperatura alta, sangre en la caca, una fontanela hundida (el punto blando en la cabeza), o no ha vuelto a su peso al nacer a las dos semanas de edad.

Pero si no tiene ninguno de estos signos y está cumpliendo sus objetivos de crecimiento, ten la seguridad que tu bebé se está alimentando suficiente con tu leche. Y cuando menos lo esperes, los dos se sentirán acostumbrados a la lactancia materna y se establecerán en un patrón más regular.

Déjanos tu comentario

Comenta, comparte tus experiencias o expectativas con la lactancia materna. Queremos escucharte.

Fuente:
Breastfeeding your newborn: What to expect in the first week
https://www.medela.com/breastfeeding/mums-journey/support-newborn

También te puede interesar


Suscribete a nuestro NewsletterGRATIS un manual de estimulación según la edad de tu bebé

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *