¿Qué es un fular para bebé?: Indicaciones y Beneficios

Seguramente desde antes que tu bebé naciera ya habías escuchado hablar del fular para bebé, o quizás hasta recibiste uno de regalo para tu bebé. Y es que desde hace un tiempo, el fular portabebés, se ha convertido en toda una revolución. Pero ¿Sabes que es un fular? ¿Para qué sirve? ¿Cómo se usa? O qué beneficios puede traer para tu pequeño.

No te preocupes, hoy aclararemos todas las dudas sobre este implemento, que ha vuelto para cambiar nuestros días de porteo.

¿Que es un fular?

La palabra fular tiene en un principio, origen Francés. Y es que viene de la palabra Foulard, que según la RAE (Real Academia Española) es una ‘tela de seda muy fina’ o ‘pañuelo de cuello en forma de bufanda’.Para nosotras las mamás, ese significado ha variado un poco.

Sin duda sigue siendo una tela suave y muy fina, pero ya no la utilizamos para el cuello o para vernos bien. Sino para ofrecer a nuestro bebé un porteo ergonómico, llevándolo de la manera más cómoda posible. Muy cerquita de nuestro cuerpo, para que no sienta la necesidad de llorar por mamá.

En pocas palabras, el fular es una tela muy suave, que puede ser elástica o no. Esta tiene una medida que puede variar desde 2,7 metros a 5u 6 metros aproximadamente, y debe adaptarse por completo a nuestro cuerpo, ofreciendo la postura correcta, para un porteo ergonómico.

El Fular ¿Un novedoso invento?

Desde hace algún tiempo ya, la moda de los fulares ha llegado a cada país del mundo. Además, las celebridades se encargaron de hacerlo aún más popular. Y aunque parezca algo muy innovador, esa tela suave que rodea el cuerpo para llevar a nuestro bebé cómodamente, tiene un origen bastante ancestral.

Basta que veamos algunas esculturas antiguas, para darnos cuenta que desde hace mucho, las mamás no se separaban de su pequeños. Sino que los llevaban pegados al cuerpo en todo momento con lo que ahora llamamos fular.

¿Beneficios del porteo con fular?

Según la teoría del apego, formulada primeramente por John Bowlby, el apego es instintivo, una conducta que asegura la supervivencia natural.

Por su parte, Mary Ainsworth (psicóloga estadounidense), asegura que el apego seguro tiende a garantizar el desarrollo correcto de los niños.Una de las primeras ventajas del porteo.

Beneficios para el bebé

Por lo tanto, portear a nuestros bebés, a pesar de lo que muchas personas digan, es lo mejor que podemos hacer como mamás. Sin embargo, no se trata solo de llevar al pequeño en brazos. Sino de hacer un buen porteo… un “porteo ergonómico”. Es decir, que el contacto del pequeño con el adulto sea constante protegiendo nuestra espalda y la del bebé, justamente eso es lo que nos ofrece el fular.

Esa tela suave, permite que el bebé se mantenga en contacto con nuestro cuerpo en todo momento, garantizando además que su pequeño cuerpo tome la postura correcta, la postura fisiológica ideal.

Llevando el cuerpo en forma vertical y sus caderas de forma basculante, con el periné apoyado de forma parcial al cuerpo de mamá. Además su cabeza debe ir suave, pero firmemente apoyada, con la quijada separada siempre del esternón. Esto aleja el riesgo de asfixias.

Sumado a ello, al estar pegado al cuerpo, el olor de mamá y también el de papá, permite que nuestro bebé se mantenga calmado, seguro y por supuesto, muy cómodo.

El porteo ergonómico que asegura el fular, permite que nuestro bebé concilie mejor el sueño. Esto se debe a que al estar tranquilo y sentirse seguro, fomenta un sueño tranquilo y confortable, y que las horas de sueño sean más y de mayor calidad. Lo que a su vez garantiza un mejor desarrollo cerebral y de cada uno de sus sistemas.

También ayuda a la lactancia materna, ya que el contacto permanente con nuestra piel, estimula que se produzcan hormonas como la prolactina y la oxitocina, encargadas de la producción de la leche. Además de fomentar un amamantamiento a libre demanda, por la cercanía al pecho materno.

Beneficios para mamá y papá

-25%
-30%
-30%
-30%
-30%
-30%
-30%
-30%

El fular no solo trae beneficios para nuestros hijos, sino para nosotras como mamá o en su defecto como papá también. Y es que cargar a nuestro bebé es algo que como mamá nos encanta, pero luego de un rato el dolor de espalda no está a nuestro favor. Pues el fular permite que la espalda se mantenga erguida, en la postura correcta en todo momento.

Por otro lado, nos permite desenvolvernos mejor no solo como madres, sino también como mujer. Ya que el fular permite que nuestras manos estén libres en todo momento y podemos utilizarlas libremente. De igual forma, esta delgada tela no ocupa prácticamente nada de espacio, por lo que puede llevarse con comodidad a cualquier lugar.

Por si fuera poco, la moda ha hecho que los modelos de fular sean tan diversos, que siempre estaremos bien arregladas, con nuestra mejor prenda o adorno, es decir, nuestro bebé.

Cómo poner el Fular al bebé

La primera vez que lo vi, me pareció maravilloso. El bebé que iba ahí, se veía tan cómodo y relajado,que pensé que apenas mi niña naciera, quería uno de esos. Sin embargo, a simple vista me pareció complicado de poner. Seguramente tú pensaste lo mismo, pero resulta que es muy fácil, algo que descubrí después de tener el mío. Así que te aquí te explico cómo usar el fular.

Sin importar la medida de tu fular, debes doblarlo por la mitad, dejando la parte central delante de ti, pegada a tu vientre. La mayoría de los fulares portabebés traen una etiqueta que te indica la posición correcta.

Luego toma los extremos de la tela y pásalos por cada uno de tus hombros, sin que se crucen. Luego que tienes las tiras colgando en los hombros, debes cruzarlas en la espalda, justamente en la parte lumbar, llevándolas hacia adelante, al nivel de tus caderas.

Una vez ahí, debes cruzarlas nuevamente y llevar las puntas hacia atrás, las vuelves a cruzar y las llevas nuevamente hacia adelante, para culminar con un buen nudo, por debajo de todos los cruces.

¿Cómo pongo a mi bebé en el fular?

Luego que tienes puesto el fular, poner a tu bebé es muy fácil. Levanta a tu pequeño, de manera que su espalda se ubique en la parte ancha del fular.Asegúrate que sus caderas se encuentren en forma basculada para adelante, asegurando que su periné quede parcialmente en contacto con el vientre materno.

El fular no debe quedar suave, debe quedar tensado. En la parte abdominal de tu bebé, siempre debe estar en contacto con tu cuerpo, nunca de lado. Y su cabeza firme y siempre a la vista. No dejes de estar pendiente de su respiración en todo momento.

Déjanos un comentario sobre tus experiencias con el uso del fular… puedes ayudar mucho a otra mamá que se esté iniciando.

Bibliografía

E.S. López Acuña, M.A. Salmerón Ruiz (2014) El porteo ergonómico. Disponible en: https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2015/03/Pediatria-Integral-XVIII-10.pdf#page=66

Criar sin complejos: Para disfrutar del arte de ser padres. M Salmerón – 2018 – books.google.com

Y ahora ya sabes ¿qué es un fular para bebé?, te invitamos a ver todos nuestros fulares ¡aquí en cosasparabebes.co! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.